BIOREGULACIÓN

El diseño biológico del organismo es el resultado de miles de años de adaptación evolutiva y dispone de mecanismos biológicos para mantener el equilibrio, o la salud, en función de las necesidades del momento y del entorno.
Es capaz de combatir y neutralizar las infecciones mediante la inflamación [+], la tos, la diarrea o la fiebre. En épocas de abundancia acumula reservas para asegurarse el sustento futuro y es capaz de «soldar» huesos rotos o cicatrizar heridas, etc.

Cuando éstos mecanismos fallan y no puede restaurar la “normalidad” o el equilibrio por si sólo se instaura la enfermedad. En muchos casos la enfermedad se va instaurando progresivamente antes de manifestarse mediante los síntomas [+] por eso es tan importante “vigilar” el correcto funcionamiento de nuestro organismo mediante biomarcadores [+] y colaborar con él en la medida de lo posible para prevenir [+] el desequilibrio que da origen a la pérdida de la salud [+].

A través de la BIO-REGULACIÓN se busca colaborar con los mecanismos de defensa propios del organismo mediante distintas estrategias terapéuticas no medicamentosas. Dependiendo de la patología y del paciente pueden aplicarse:

  • Medidas no farmacológicas: Dieta adecuada [+], ortésica [+], crioterapia [+], ejercicio suave o terapia conductual son algunas de las más habituales.
  • Tratamientos de acción biorreguladora como:
    • Fitoterapia: Productos compuestos de plantas medicinales y otros principios activos de origen natural que son seleccionados principalmente para estimular, suplementar o fortalecer las funciones normales del organismo. Existen diferentes formas de administrarla:
      • Infusiones.
      • Aceites esenciales.
      • Capsulas o comprimidos.
      • Gotas.
    • Micoterapia: Hongos medicinales.
    • Simbioticos:
      • Probióticos, que son microorganismos vivos, que a través de la combinación de diferentes cepas bacterianas, promueven un proceso de colonización de la zona afectada, y tienen por tanto carácter regulador y regenerador de la microbiota fisiológica del organismo. La consecuencia de una microbiota equilibrada se manifiesta en la respuesta de la inmunidad innata y adquirida intestinales.
      • Prebioticos:
    • Nutrición Celular Activa (NCA)

El Estudio en biorregulación es una técnica de diagnóstico y tratamiento en la que se realiza un estudio del origen de la enfermedad, de sus desequilibrios metabólicos, disbiosis intestinal, carencia de sustancias vitales (vitaminas, minerales, oligoelementos), intolerancias alimentarias, presencia de tóxicos, parásitos o patógenos que puedan dar lugar a alteraciones sistémicas. En caso necesario utilizamos análisis bioquímicos [+] para diagnosticar o hacer un seguimiento del desequilibrio.