SÍNTOMAS

El SINTOMA es un aviso útil de que la salud puede estar amenazada por motivos físicos, psíquicos, sociales o por la combinación de todos ellos. Se diferencia del “signo clínico” en que éste último es un dato objetivo observable por un especialista.

Ambos son la parte perceptible de un desequilibrio biológico y en la mayoría de los casos, especialmente en los trastornos menores, son consecuencia de la puesta en marcha de los mecanismos de defensa naturales programados en nuestro organismo.

Estos mecanismos de defensa son activados por la CAUSA del desequilibrio o enfermedad (microorganismos, traumatismos, estrés, etc.) y en muchos casos tendemos erróneamente a combatirlos debido a las molestias que generan. Ejemplos de estos mecanismos son la tos, la fiebre, la secreción de moco, la inflamación [+], el dolor o la diarrea. Todos ellos son mecanismos que tratan de restablecer el equilibrio.

El modo de vida actual no “concede” a la naturaleza el tiempo suficiente para llevar a cabo sus labores de resolución por lo que buscamos en la farmacología soluciones inmediatas que en la mayoría de los casos pasan por “cortar” estos mecanismos de defensa naturales para dejar de padecer sus consecuencias y no tanto en incidir sobre sus causas.

En Gale encontrarás asesoramiento a dos niveles:

1- Tratamientos [+]

  • CAUSA: Cómo colaborar con los mecanismos biológicos de defensa de nuestro organismo mediante la bioregulación [+]
  • SINTOMA: Cómo tratar las molestias de los síntomas interfiriendo lo menos posible con su proceso de resolución natural.

2- Prevención [+]

Salvo en heridas y contusiones la mayoría de los síntomas se manifiestan cuando la patología o desequilibrio lleva un tiempo instalada en nuestro organismo de forma imperceptible y silenciosa como el aumento del colesterol o la falta de hierro. Por eso es tan importante adelantarse a su aparición mediante la PREVENCIÓN.

Desde Gale además de asesoramiento sobre buenos hábitos de vida y tratamientos que ayudan a la prevención de enfermedades ofrecemos herramientas objetivas de CONTROL para la detección precoz de desequilibrios y su monitorización posterior mediante tests, análisis bioquímicos [+] y seguimiento de parámetros como la tensión arterial, el peso o la oxigenación de nuestro organismo de forma que sabemos si hay que actuar y/o si el tratamiento esta siendo eficaz.

Ante cualquier síntoma recuerda que NO debes AUTOMEDICARTE y que los tratamientos naturales no son inocuos y pueden INTERACTUAR con tú alimentación y medicación habitual si no los utilizas correctamente.